viernes, 12 de julio de 2013

s/t

Quisiera llenar mi casa de margaritas,
que llegues una de estas noches
y te sorprendas con tanta poesía repentina.

No dejemos que julio nos enfríe, amor,
si te quiero con cosquillas y sospechas de torpeza.
Podríamos dejarnos ser un poquito más libres
y buscar excusas para tocar alguna canción entre la ropa,
o desquiciarnos en algún arrebato y flotar…
de nuevo y más alto.

¿Porqué será que me pongo melancólica los domingos grises?
Si son hermosos para arrollarnos y oler a vos todo el día, 
aferrarse a mi cama,
a los mates con miel…

Por favor amor, no dejemos que julio nos enfríe,
Si vos también me querés con cosquillas
Y cuando torpemente te dejás ser libre

flotan canciones


 y crecen margaritas…

3 comentarios: