lunes, 11 de febrero de 2013

s/t


Está la soledad que sabe a distancia y fracaso,
a balcones sin luna,
a teléfonos que suenan y nadie atiende.
Soledad de voces,
voces que digan palabras hermosas,
o suenen hermosas aunque sean simples.
Soledad de besos,
besos en la boca y ojos húmedos.

También está la soledad en la que simplemente no estás vos,
vos revoloteando,
vos cantando por la casa,
vos huyendo de mis locuras,
vos siendo mis locuras…

Está mi soledad,
mi soledad de sueños nuevos y paredes en blanco,
mi soledad que no llega a ser triste pero se siente hueca y hambreada.
Está la soledad de canciones que interrumpen la mañana
y dan ganas de llorar.

Y también está la soledad en la que simplemente no es estás vos…
vos cantando por la casa,
vos huyendo de mis locuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario