jueves, 31 de enero de 2013

abriles de albahaca















Era abril,
esos abriles de granos y albahaca.
Él sonreía en el colectivo,
y era como ver a Felinni sin historias.
Yo creía en ese tiempo que aún era capaz de algo extraordinario,
como volar…
Quizás hay personas que tiene ese efecto,
de volverte a la tierra y presentarte el mundo,
con nombre y Apellido en mayúsculas…

Y no era mi intención que habláramos
ni darme cuenta que brillaba
ni besarlo
ni mucho menos,
dejarlo ir.

Aún no comprendo como sucedió todo tan rápido,
aparecen las imágenes pobladas de colores desaturados
y algunas canciones…
o frases.

Sí Sé que era abril,
abril
y era Córdoba,

 y que él sonreía en el colectivo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario