lunes, 3 de enero de 2011

e n e r o



Te quiero entre migajas de recuerdos y tardes de sol.

Te quiero en sonrisas y abrazos,

te quiero sin mí y alrededor.

No te busco.

No te extraño,

Te quiero,

así de intencional y hasta el hartazgo.


Te quiero para mirarte

delirando libertades ausentes,

te quiero entre los poros,

respirando vainilla y caramelo.

bajo las sábanas,

en la terraza,

en el sillón.

Te quiero en silencio para quererte de lejos,

entre las rodillas

y tu boca de frutas.

Te quiero sin sufrirte sin llorarte


sin modales anticuados,


sin parches,


sin ropa


y en mi cama

1 comentario: