miércoles, 19 de enero de 2011

casi-cancion

No me mires más.

Si hay que decir adiós,

lo hagamos rápido,

sin pensarlo dos veces,

ni una sola vez.

Partir se vuelve tormenta,

cada quien por su camino,

lloviendo en pastizales.


No me mires más,

Ya lo sé,

lo lamentás.

y sabe a barro entre los dientes.

Si este es el adiós,

que sea breve,

que es largo aun lo que me queda

para vivir sin vos.


Tus ojos guardan un par de secretos,

por favor,

no me mires más,

las promesas rotas

hacen eco en la memoria.

Si hay que despedirse

lo hagamos sin canciones,

sin abrazos,

si me tocás…

todo se hace polvo.


No me mires más,

esto

es el adiós.

lunes, 17 de enero de 2011

...



Amaneció intranquila,
había vuelto a soñar con japoneses .
Se quedó en la cama escuchando los autos
un colectivo que doblaba violentamente la esquina
y a los japoneses,
marchaban en fila y bailando
volviendo hacia su inconsciente.
No lograba pensar.
Solía dejar al menos esos 5 minutos de su día
libres de pensamientos.

Miró hacia el costado
y descubrió que estaba sola.
La sorprendía eso cada mañana,
la Soledad le era extraña
o ella una extraña a la Soledad.

Ambas se levantaron,
fueron a tomar unos mates.
Se miraron a los ojos sin hablar,
haciéndose amigas
de a poco,
para acostumbrarse una a la otra
y a sus vicios de convivencia forzada.
Se tropezaron en el espejo del baño,
esperaron en silencio
hasta que
finalmente
se gustaron.

lunes, 3 de enero de 2011

e n e r o



Te quiero entre migajas de recuerdos y tardes de sol.

Te quiero en sonrisas y abrazos,

te quiero sin mí y alrededor.

No te busco.

No te extraño,

Te quiero,

así de intencional y hasta el hartazgo.


Te quiero para mirarte

delirando libertades ausentes,

te quiero entre los poros,

respirando vainilla y caramelo.

bajo las sábanas,

en la terraza,

en el sillón.

Te quiero en silencio para quererte de lejos,

entre las rodillas

y tu boca de frutas.

Te quiero sin sufrirte sin llorarte


sin modales anticuados,


sin parches,


sin ropa


y en mi cama