jueves, 16 de septiembre de 2010

un breve instante después

La angustia se me desparrama por las manos,
por la panza…
se cuela en mis rulos
y no duerme…
va saliendo despacito por la rodilla izquierda,
algo moretoneada…
va envolviendo mi mañana,
colándose en el mate
y la memoria.
Me colorea un cachete colorado,
se me cae de la boca en el pecho
y me mancha un lunar negro.
Se cuela en mi tobillo,
me tropieza en la esquina,
me acaricia redonda la cola redonda
me disfraza de mujer,
y se me escurre entre los dedos,
en el jabón y la espuma,
perdiéndose en el agua

No hay comentarios:

Publicar un comentario