lunes, 26 de abril de 2010

perder el tiempo

dejarlo en tardes de lloviznas breves
y anís en taza
perderlo sobre la tinta q dibuja su silueta
al navegar atardeceres tricolores
en el escondite de una ciudad

quizás hallarlo, de vez en cuando,
en alguna temprana rutina bien estructurada
pero extraviarlo al instante
en una torre de barro y chocolate
disfrazando dudas
en respuestas mal escogidas

perderlo

en una foto durmiente
en una página amarilla y borroneada
en un aroma cocinado en vainilla y vapor

solo olvidarlo

bajo el sol de otoño
en unos amargos
silenciosamente cebados

martes, 13 de abril de 2010

lleva su nombre

Si la vieras correr libre por la vida, desenvolviendo sonrisas a su paso,

como vos y yo soltamos excusas.
Libre, como el sol a sus anchas, cargando vientos y pájaros, camisas de aire

que la levantan en la brisa de verano y la llevan al mar,
todos los días jugando, corazones y bastos.
Si la vieras como yo, entrenando mariposas, flotando sobre la espuma, salpicada de sal.

Viajando de puerto en puerto, sembrando vida, amando en jirones,

volviendo en abrazos hechos canción. Si la vieras murmurando poesía,

saltando en la vida,
si la vieras como yo, dibujando besos, cansada, al llegar la noche, regalando estrellas...

lunes, 12 de abril de 2010


Yo no buscaba esta histeria,

solo me encontré cruzando la calle,

arrebatando un vidrio con mi mirada,

gritando a los vientos una ira acumulada por siglos,

y todos tan callados… casi inalterables…

solo deseando cambiar

sin cambiar nada.

Busqué oraciones bien hechas

q maltrechas se perdían

y busqué moverme dentro tuyo

haciéndote mi propio espacio.

Pero me vi envuelta en esta histeria

incontenible,

irremediable.

Y sin vueltas

entre las rayas de un pasaje

salí de vuelta a la idea perdida

para volverme histeria yo misma

jueves, 1 de abril de 2010


siempre el camino espera

y los pies se inquietan en la ciudad,

vagando entre luces de faroles viejos

y miradas perdidas que no ven el cielo infinito

q se confunde con el mar