miércoles, 3 de marzo de 2010

Me sigo preguntando a mí misma,
volviendo sobre mis pasos,
acosándome entre dudas existencialistas
y la necesidad de existir realmente.

Me sigo buscando,
en los rincones de la mente,
en los malhumores matutinos,
en la intriga de encontrarme en mi reflejo
y no reconocerme.

Me sigo escondiendo,
en mis propias mentiras.
Salen de mi boca disfrazadas de palabras
y ahí estoy yo,
en cada una de ellas,
cómplices de mi ficción
de palabras-mentiras,
besos-excusas.


Me sigo cuestionando
y en una hoja dibujo más mentiras
(no creas nada de lo que leas, es todo un invento letrado, una patente forma de no encontrarme conmigo misma, no-verme, no-estar)

Sigo esperando, secretamente
encontrarme en el camino,
contándote un cuento,
como quien ve la vida en tonos pasteles
y frutas de colores.

Sigo queriendo
crear un espacio en el tiempo,
una pausa a la vida,
y allí,
refugiada de la realidad vital
de la vida real
vagar en metafóricas rutinas
de un encanto
que nadie perciba.


Pero quizás sea tan solo
que no busco responderme;

Porque me entrego
a la duda,
a la pregunta equivocada,
a la intriga del acá,
que no es ahora,
que no es respuesta,

Me entrego
a no encontrarme
ni en mí
ni en vos,
ni en este nosotros fantasmal que
ni siquiera existe.

2 comentarios:

  1. Las dudas, y la relatividad.
    en un comentario a un posteo decia que la relatividadad el espacio de relatividad es la que nos hace libres. y las dudas crecer. peroo a veces las dudas nos queman la cabeza.. deberiamos apuntar siempre a la pregunta de la duda. a intentar borrarla, creoq esa es la actitud que tiene de positivo cuandos e dice -"la duda es el principio del conocimiento" es decir para mover el culo y buscar, una no la sino una verdad

    ResponderEliminar
  2. creamos verdades y mentiras todo el tiempo, vagamos a veces perdidos pero lo importante no es entregarse a la duda pero nunca creer q hemos encontrado las respuestas...creo no se lo medito mas y lo charlamos con un mate de por medio o no?

    ResponderEliminar