martes, 23 de marzo de 2010

Desandando

Desandando

(este ya es viejito pero por mil razones tengo q volver a publicarlo, necesito volver a decirlo)



Desandando el espejismo de esta historia,
descubro cuantas lágrimas costó el amor,
un océano
y algunas deudas,
un vestido,
mariposas,
mil poemas,
tu silencio,
los abrazos,
mi mirada
y tus ojos,
caricias rotas,
un dolor,
mi comida,
tres canciones,
un golpe,
cien canciones más,
despedidas en la noche,
gritos,
reconciliaciones,
besos (eternos)
un viaje,
dos valijas,
el libro que nunca empezaste a leer,
esa banda que nos gusta,
una foto en la heladera,
una peluca,
botellas,
dos corazones rotos,
una patada en la pared,
mates,
versos,
tres palabras,
un cuento de veinte páginas,
una llamada,
un par de mensajes,
cinco cartas de amor,
doce rosas
ahora secas,
un cuadro,
tres latas,
mi tristeza
y la tuya
desfilando en la habitación,
un adiós flotando en el aire,
una puerta
y ahora,
solo yo.

3 comentarios:

  1. fatal!
    fatal de bueno, fatal de malo... o de triste quizas...

    ResponderEliminar
  2. gracias!


    los finales tienen a veces ese sentir nostalgico triste y lindo (tal vez) por todo lo q se vivio no?
    gracias por comentar
    mar

    ResponderEliminar
  3. me hiciste acordar a la frase del indio...

    gualicho de olvidar, apretado en las manos
    las despedidas son... esos dolores dulces...

    ResponderEliminar