martes, 20 de octubre de 2009

solo conservo una idea del mundo

No albergo más que dudas en las sienes
mientras palpitan amargamente en el paladar,
y saboreo lágrimas de rotos corazones
que explotan ante mis ojos
como yo vuelco las tristezas en el papel.
El silencio de un adiós me contempla desde un rincón del cuarto,
y yo naufrago en los porques que no te he dicho.
Escenas de paisajes destrozados que solo recuerdan viejas historias,
amores de otros, y lágrimas en el río

No hay comentarios:

Publicar un comentario