viernes, 9 de octubre de 2009

historia de un jueves frustrado...

Nada ha sucedido si ustedes no son testigos…
fieles atentos de lo ajeno,
silenciosos jueces de lo que no comprenden.

Por eso Huyo
del imperio de tu imagen-oferta al mejor postor,
de las risas hilarantes de quienes no han aprendido a sonreír
huyo de vos,
y de cuanto haya de vos en mí,

Me escabullo en las entre-líneas de un poema de amor,
en las rendijas de tu vida perfecta y blanco vestido de novia
en las metáforas desquiciadas de un futuro estándararizado.


Y te abandono a tu locura normal,
a tu aberrante idea de libertad coartada por normas,
a un vos sin mí, eterno, imperturbable, estático (in)feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario